• Mar. Abr 23rd, 2024

Porvenir Digital

El mundo en tu mano

RD necesita 20 presas de almacenamiento de agua

PorPorvenir Prensa

Nov 21, 2023
Compartir esta noticia

Las presas son obras construidas en el cauce de los ríos que son usadas para almacenar agua para suministros de los sistemas de riego, acueductos y centrales hidroeléctricas, entre otras.

Otra importante función que tienen las presas es que sirven para el control de inundaciones, ya que impiden que el agua de las montañas baje hasta las comunidades que se sitúan en terrenos planos y cercanas a ríos.

En esta segunda entrega desarrollaremos el tema de los recursos hídricos binacionales y la importancia de las presas para controlar el uso de las aguas fronterizas.

El mejor ejemplo en América Latina en el buen manejo de las aguas binacionales es el acuerdo suscrito en 1880 entre Estados Unidos y México denominado “La Presa de la Amistad”, una presa binacional ubicada en el cauce del Río Bravo entre los límites de México, Coahuila y Estados Unidos, Texas, y es operada por la Comisión Internacional de Límites y Aguas.

Es lo que propone el ingeniero Silvio Carrasco, Director de la Unidad de Gestión de agua de la PUCMM y Exdirector INDRHI, cuando plantea que la solución a los problemas binacionales por el uso de las aguas compartidas tiene que ser una gestión técnica monitoreada y dirigida por un organismo internacional, en este caso la Organización de Estados Americano (OEA), con una ley de agua permanente para que se le pueda dar continuidad.

Además, es importante la intervención de las academias con sus técnicos especialistas en la materia. En representación de la República Dominicana está la PUCMM y del lado de Haití, la Universidad Quisqueya, las cuales tienen un acuerdo de trabajo en común. “Con esto se haría el primer gran aporte para aprovechar al máximo los recursos hídricos compartidos, pero se necesita diálogo y sentar en la mesa técnica a los expertos en la materia.

Obras binacionales

La cuenca subterránea binacional más importante es la del Lago Enriquillo que va desde Barahona hasta Puerto Príncipe y se le denomina “Hoya de Enriquillo” se localiza entre la sierra de Bahoruco y la sierra de Neiba, en las provincias de Independencia y Bahoruco. Posee una extensión aproximada de 1,825 km2 y su parte en Haití recibe el nombre de Llanura del Cul-de-Sac.

También está el Río Artibonito, conocido en francés como Artibonite y en creole, Latibonit. Es un río ubicado en la isla de La Española que posee 321 kilómetros de largo y una cuenca que alcanza los 9,013 kilómetros cuadrados. Es el mayor sistema fluvial de la Isla de Santo Domingo que nace en la cordillera Central dominicana, en el Parque Nacional Nalga de Maco, y desemboca en el Golfo de la Gonâve, en la República de Haití y se considera la principal fuente de agua dulce de Haití.

De acuerdo con el experto en hidrología todo ese acuífero subterráneo de esos dos ríos no se está aprovechado adecuadamente porque se tiene que trabajar una obra binacional parecida a la “Presa de la Amistad” entre EEUU y México. “Lo que proponemos es que haya un planteamiento binacional de organismo internacionales para hacer las obras hidráulicas que se requieren en toda la frontera”.

Otras presas de importancia

Otra importante obra es la presa Don Miguel que une el Río Capotillo con el Río Masacre. “En ese punto manda una presa, ya la anunció el presidente Luis Abinader, para poder compartir esas aguas en partes iguales”.

Desde la óptica del catedrático esta presa sería una contribución de la República Dominicana para que Haití pueda tener agua, pero ambos gobiernos deben sentarse en la mesa del diálogo y con sus técnicos para llegar a un acuerdo.

De igual manera, la presa sobre el Río Haina se tiene que construir para solucionar el déficit de agua potable que afecta al Gran Santo Domingo y es un proyecto que se ha venido planteando en los últimos 40 años bajo el nombre Madrigal.

En ese contexto Carrasco señaló que también se necesita la presa del Alto Yuna en Bonao porque con la misma se resuelve el problema de Hatillo que genera inundaciones. “Además resuelve el problema de agua potable desde Moca hasta San Francisco de Macorís, Salcedo, Tenares La Guaraná hasta llegar a Villa Riva en Alto Yuna”.

En ese mismo orden, recuerda que la presa de Dos Bocas en el Río Artibonito es una urgencia para resolver el problema de agua en San Juan; La presa de Amina en San José de la Mata, para evitar las inundaciones que provoca ese río; la de Guayubín que regulará las aguas de los ríos Guayubín y Yaguajal que tiene como objetivos principales suplir de agua potable a las comunidades e irrigar más de 5,000 hectáreas cultivables.

Igual de importancia tiene la presa de Yásica en Puerto Plata para llevar a gua a toda la costa norte desde Playa Grande hasta Luperón; también la del Río Boba en Nagua para llevar agua potable desde Cabrera hasta Samaná, y en el Este se necesitan las presas de los ríos Soco y Chavón.

Mientras que en Pedernales se tiene que represar toda la zona perimetral para evitar inundaciones del rio Pedernales en el área turística que se está en proceso de construcción. El 68% del territorio de esta provincia está declarada como área protegida, destacándose que esta zona es Reserva de la Biosfera según la UNESCO, esta característica obliga a que debe estar enfocado en el turismo sostenible,

CREDITO A HOY